Ahora los cuentos indígenas pasan de la tradición oral a la animación

68 voces, 68 corazones es un proyecto audiovisual que usa la animación para fomentar las riquezas del mundo indígena de nuestro país.

68 voces es un proyecto en el que intervienen la animación, las lenguas indígenas, el respeto y la cultura. Surge de una idea: “nadie puede amar lo que no conoce”, que en este caso es el mundo indígena. ¿Por qué nos parece tan raro escuchar mixteco, náhuatl o rarámuri en una ciudad?

Actualmente la mayoría de la población inmersa en la globalización desconoce las realidades de los pueblos originarios. Esto genera que en lugar de entender la riqueza cultural Cada vez son menos personas que hablan alguna lengua indígena. Continúa la migración de zonas rurales a las ciudades. Cada vez menos niños aprenden su lengua materna. Por estos motivos Gabriela Badillo impulsó 68 voces, 68 corazones, un proyecto que pretende compartir la riqueza de las lenguas indígenas a sus hablantes y los no hablantes.

Como llegó el conejo a la luna / How did the rabbit get to the moon from Combo on Vimeo.

La animación fue la manera para realizar esto, para llevarlo a más personas. Gabriela es diseñadora gráfica, ella quería egresar a la sociedad algo a través de lo que sabía hacer.

Antes de realizar la serie de cuentos animados, Badillo vivió la pérdida de su abuelo, de origen maya. También pudo ver como algunas madres yucatecas temen que sus hijos sean discriminados por hablar su lengua madre. Ante eso surgió la propuesta de fomentar el orgullo de ser indígena y del respeto a las culturas originarias. ¿Cómo? A través de animación, ilustraciones y narraciones en las 68 agrupaciones de lenguas.

Es un proyecto perfecto para que más personas conozcamos el modo de vivir de otras culturas. Gracias a estos cuentos podemos ver que la animación puede educar y dar voz a la sabiduría ancestral.

Conoce las cosmovisiones originarias de México a través de la siguiente página:

68 voces

68-VOCES-ANIMACION-2

Sabías que…

-Hoy en México se hablan 364 variantes lingüísticas. Estas se clasifican en 68 agrupaciones y 11 familias lingüísticas según el INALI.

-Desde el 2003 existe la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas. Esta ley pone al mismo nivel de importancia las lenguas indígenas y el español ante el Estado.

-Una Familia Lingüística es un conjunto de lenguas cuyas semejanzas en su fonología, morfosintaxis y léxico obedecen a un origen histórico común.

-Una Agrupación Lingüística es el conjunto de variantes lingüísticas comprendidas bajo el nombre dado tradicionalmente a un pueblo indígena.

-La Variante Lingüística es una forma de hablar que presenta diferencias internas con otras variantes de la misma agrupación lingüística.

-La Autodenominación es el nombre con el cual los hablantes de las lenguas indígenas se refieren a ellas en sus propias variantes lingüísticas. Por ejemplo los tarahumaras se dicen a sí mismos rarámuris.

-Para realizar un proyecto de este estilo se necesita más de una persona. Participan animadores, traductores, narradores, productores, ilustradores, músicos y diseñadores de audio.

COMBO fue la productora mexicana que realizó las animaciones de 68 voces.